SOBRE TODA PALABRA

 

 

                                    No es fácil retener cuanto de cierto

                        lleva cada palabra, rescatada

                        por la verdad del borde de la nada.

                        La medida es un eco, un eco muerto.

 

                        La verdad no es la rama; es el injerto

                        propicio al viento fuerte y a la helada.

                        No es cuerda ni metal; es la tonada,

                        la alada melodía del concierto.

 

                        Propicia al viento fuerte y a la ruina,

                        camina la verdad, triunfa y camina

                        de palabra en palabra, paso a paso.

 

                        ¡Y es gozo recibir su luz violenta,

                        y sentir cómo nace y se sustenta

                        del mismo manantial de su fracaso!

 

 

(1956) De "Antes de la esperanza"

 

Imprimir