PRONUNCIO AMOR

 

 

                                    Vengo de no saber de dónde vengo

                        para decir amor, sencillamente.

                        Para pensar amor, sobre la frente

                        sostengo qué sé yo lo que sostengo.

 

                        Para no detener lo que detengo

                        siembro en surcos y versos mi simiente.

                        Para poder subir, contra corriente,

                        tengo sujeto aquí, no sé qué tengo.

 

                        Venir es un recuerdo, si se llega.

                        Pensar es una huida, si se toca.

                        Sembrar es una historia, si se siega.

 

                        Sólo acierta en amor quien se equivoca

                        y entrega mucho más de lo que entrega.

                        Después, toda esperanza será poca.

 

 

                                                                       (1957) De "Pronuncio amor"

 

 

 

                ANCLADO EN MI TRISTEZA DE PROFETA

 

 

                            Anclado en mi tristeza de profeta

                        sé cuánto ha de valer lo que hoy recibo;

                        cuánto valdrá después esto que vivo

                        sujeto a este después que me sujeta.

                       

                        Mi plenitud en ti quedó incompleta

                        y espera un no sé qué definitivo.

                        Mientras, cerca de ti, escribo y escribo,

                        poeta al fin, en tiempo de poeta.

 

                        Sé cuánto ha de valer; eso es lo triste.

                        Valdrá más que lo mucho que poseo

                        el recordar lo mucho que me diste.

 

                        Profetizado don, con que falseo

                        esta presente gracia que me asiste

                        y esa futura gracia que preveo.

 

 

(1957) De "Pronuncio amor"

 

Imprimir